Cultura Marcial

Renshinkan Dojo - Kendo Iaido

La cultura de los Cafés

Ratio:  / 2

La Cultura de los Cafés

Probablemente, Japón cuenta con una mayor variedad de cafés que cualquier otra parte del mundo. Por supuesto, como en otros países, los cafés en Japón son un buen lugar para pasar un rato agradable, tomarse un café o un té, charlar con alguien y leer un poco. Pero los cafés de Japón (llamados kissa-ten) han evolucionado en diferentes formas, siguiendo las tendencias de la época y del paladar de los consumidores. En la actualidad, forman parte integrante de la cultura.

Texto: Sanada Kuniko
Fotos: Sugawara Chiyoshi y Kono Toshihiko
Otras fotos cortesía: Doutor Coffee Co., Ltd.; Starbucks Coffee Japan, Ltd.


LaCulturadelosCafes html 5eea2ed7

 



El propietario del Café Shichimencho se trajo algunos de los muebles de su propia casa y algunos de bricolaje. El menú ofrece mucha variedad, desde el café orgánico y el té chino a las comidas y el alcohol.

 

El Cambio de Costumbres se Adapta a la Evolución de los Gustos

El café fue introducido por primera vez en Japón en el año 1887. Cuando en 1888 se abrió al público el primer café del país, en el distrito Ueno de Tokio, fue modelado al estilo de los cafés que habían surgido en el París de los años 1600. Rápidamente atrajo gentes que deseaban socializar y utilizar las mesas de billar y juegos de mesa. No pasó mucho tiempo hasta que comenzaron a extenderse por otras partes de Japón, atrayendo un público que deseaba un lugar para relajarse. Las cosas han cambiado mucho desde 1877 - las importaciones de café en Japón alcanzan en la actualidad las 380.000 toneladas, importadas de más de 40 países, y se ha convertido en el tercer mayor importador del mundo.

Los cafés japoneses han evolucionado de diferentes formas a lo largo del tiempo, reflejando los cambios en los hábitos sociales y preferencias personales.

En los cafés japoneses se sirve café, té y jugos, por supuesto, y la mayoría ofrecen tostadas, sándwichs y comidas ligeras. Para el desayuno, puede solicitar “el menú de la mañana,” que contiene tostadas, huevos y ensalada. Muchos lugares ofrecen también “menú de la comida,” una comida de medio día con una bebida, todo a un precio razonable.

Pero, por supuesto, la principal característica del menú es casi siempre café. Algunos cafés se destacan en la búsqueda particular de su taza de café perfecta. Se trata de puristas que favorecen un cierto tipo de variedad de café, algún método de tostado especial, su propia técnica de colado o su tipo exclusivo de tazas. En cuanto al producto final, las posibilidades son sorprendentemente numerosas - quizás, café filtrado utilizando sólo grano Kilimanjaro o Moka, o algún mezclado particular de diferentes variedades en proporciones variadas. Recientemente, un gran número de cafés se están especializando en té al estilo occidental o chino.

Algunos cafés desarrollan un tema propio para diferenciarse de los demás. Hay, por ejemplo, cafés musicales, especializados en ciertos tipos de música, clásica, jazz o rock. Hace años, cuando las grabadoras y los equipos de sonido eran bastante caros, la gente se reunía en lugares en los que ponían sus músicas favoritas y servían una buena taza de café. Ya quedan pocos lugares de este tipo, pero uno que mantiene la tradición es el Meikyoku Kissa Lion en Shibuya, Tokio. El lugar no ha cambiado durante los últimos 50 años. Enormes altavoces colocados en lugares preeminentes y a su lado alrededor de 5.000 discos de música clásica y 1.000 CDs, esperando a que el cliente elija su favorito. La clientela es variada – algunos son empresarios veteranos y otros empleados de oficina en su tiempo de ocio.



LaCulturadelosCafes html m38db071a

El Meikyoku Kissa Lion fue establecido en 1926. Las ventanas están cubiertas con espesas cortinas para mejorar la acústica. La gente viene aquí por su ambiente relajante, a escuchar música, leer o estudiar.

 

LaCulturadelosCafes html m6d47fcc1

Alrededor de 200 personas se acercan cada día al Tokyo Manga Tantei-dan. Sus estanterías están repletas de mangas, a la espera de que los clientes las elijan y se relajen leyendo.

 



Más inusual es el caso del café manga. Los manga (cómics) forman parte de la cultura japonesa. En el distrito Kanda Jinbo-cho, de Tokio, el barrio de los libreros, hay un café manga, llamado Tokyo Manga Tantei-dan. En sus últimas cifras, de noviembre de 2001, contaba con una colección de unos 2.000 mangas. El café es de la casa – su cuenta dependerá del tiempo que usted esté allí. Es perfecto para llevarse alguna comida rápida y comerla allí, al tiempo que lee un manga, si lo desea. Podrá gozar de unos momentos a su gusto.

Después, también hay cafés de precio reducido, que han experimentado un gran crecimiento. El pionero de este estilo de establecimiento en Japón es una compañía llamada Doutor Coffe. Comenzó sus actividades en 1980, justo con un local, y cobrando casi la mitad de los precios de otros cafés. A los clientes les gusta sus precios, así como el olor del café Doutor. La cadena se concentra en Tokio y en algunas prefecturas cercanas, y ha alcanzado la cifra de 826 locales a finales de noviembre de 2001.

Starbucks, una cadena de cafés americana, llegó a Japón en 1996 y está teniendo éxito, especialmente entre los jóvenes. Ha desarrollado su propio sector, ofreciendo un ambiente de moda y muchas variedades de café expreso.

Al tiempo que los cafés de precio reducido se extendieron rápidamente, otros cafés han ido cerrando sus puertas, especialmente aquellos con gestión privada individual. De acuerdo con un estudio llevado a cabo por la Agencia de Gestión y Coordinación, en 1999 existían 94.251 cafés, por debajo de su punto máximo, 154.630, alcanzado en 1981.

Mientras tanto, se ha ido haciendo popular en las ciudades un tipo de local llamado por su nombre en inglés y francés “Café.” Estos cafés tratan de reflejar el gusto personal de sus dueños, tanto en la comida, el diseño interior y la música. Los clientes van por su ambiente. Uno de estos lugares es el café Shichimencho, en el distrito Minami-Aoyama de Tokio. Su propietario, Soma Chiemi, ofrece sillas, sofás y música que reflejan sus propios gustos y la comida es casera - recetas que subrayan sus ingredientes. “Deseo ofrecer a mis clientes un verdadero confort, en el verdadero sentido de la palabra.”

Los cafés en Japón varían y los clientes eligen unos u otros dependiendo de lo que desean hacer en ellos. No obstante, hay algo común a todos ellos y que nunca cambia - cada uno es un oasis para el confort y la relajación.

LaCulturadelosCafes html 69ef2145

En los locales de Doutor, usted hace su pedido en el mostrador y después se lo lleva a una mesa. Esta cadena nacional atiende a un promedio de 540.000 personas diarias.

 


LaCulturadelosCafes html m750a77a6

En el interior de un local de Starbucks. El café está hecho con granos de alta calidad y tiene un aroma excelente. Es un oasis fuera de casa y de la oficina.

 

 

Entre, siéntese y diviértase!

Los cafés de Japón ofrecen una gran variedad de bebidas y comidas ligeras. En las siguientes páginas, efectuaremos un recorrido visual.

Haga su elección

Benishika abrió sus puertas en 1957, en Yuraku-cho cerca del distrito Ginza de Tokio, justo en el corazón de la ciudad. Se trata de un lugar bullicioso hasta bien entrada la noche, en el que se reúnen, de camino a casa, empleados, comerciantes y gente que va al cine o al teatro. Échele una ojeada al menú y se quedará sorprendido de su variedad - diferentes tipos de café, por supuesto, té, jugos, copas de helado, sándwichs, tartas, comidas ligeras, etc. – en total 174 artículos. La gerencia siempre continúa ofreciendo nuevas especialidades. Una especialidad original de Benishika, “tostada de pizza,” se puede encontrar en cualquier café de Japón.

LaCulturadelosCafes html 4f3669ed

En Benishika, las paredes del interior y el techo (derecha), así como su fachada (superior izquierda) aparecen como el día en que fue inaugurado. En el interior, las paredes son blancas y el techo está acentuado con rayos negros de madera. El propietario, Murakami Setsuko, nos comenta: “Quería hacer un interior cálido y agradable.” Cada copa de café se llena de forma individual con un recipiente con mecanismo de sifón (inferior izquierda).

 

LaCulturadelosCafes html mb6de083

El primer lugar en Japón en el que se sirvió la “tostado de pizza” fue Benishika. Está hecha con queso, cebolla, salchichón, pimienta verde dulce y champiñón en una rebanada de pan.

 

Espagueti Napolitana” aderezado con salsa de tomate y ketchup.

 

LaCulturadelosCafes html m3b66e881

LaCulturadelosCafes html ba42493

Los japoneses toman mucho café helado cuando hace calor. Este “café con flotador” se caracteriza por combinar el café helado, de grano bien tostado, y un helado en su superficie.

 

 

LaCulturadelosCafes html 479357a6

Un sabroso helado de frutas. El helado y la nata montada son decorados con una fresa, un gajo de naranja y ocho diferentes tipos de fruta.

 

Un “sándwich mixto,” incluye vegetales, huevo y jamón.

 

LaCulturadelosCafes html m6862bc06

LaCulturadelosCafes html m12ef8784

El “menú de la mañana” - tostada, ensalada, huevo cocido y café – se sirve desde la hora de apertura hasta las 11 a.m. El establecimiento cobra casi lo mismo por el menú que por una taza normal de café.

 

 

Una selección internacional de café.

Café procedente de 20 países en un mismo lugar - el Café Bach, en el distrito Minami-senju de Tokio. El café atrae a gente tanto de las cercanías como de zonas muy alejadas. “La Mezcla Bach” es un café desarrollado aquí y fue servido a los líderes del mundo durante la Cumbre de Okinawa, en el 2000.

 

LaCulturadelosCafes html m2f15df0e

Este café Vienés ofrece una generosa porción de crema batida flotando sobre un café elaborado con granos bien tostados.

 

 

LaCulturadelosCafes html m24d6acb4

Una taza de café de Burundi, hecha con grano bien tostado, ofrece un toque de amargo que combina muy bien con una pasta de chocolate.

 

El café expreso ha ganado muchos seguidores en Japón durante los últimos años. El Café Bach siempre ha servido un buen café expreso, hecho directamente sobre el recalentamiento, a sugerencia de algún cliente que lo degustó en Italia.

 

LaCulturadelosCafes html 4cd9345e

 

LaCulturadelosCafes html 5525db53

Interior del Café Bach. Algunos clientes se toman hasta 10 tazas de café diariamente. Se dice que este café sienta bien en el estómago porque está elaborado con granos de café frescos.

 

 

LaCulturadelosCafes html m3e6705a0

El propietario desarrolló un tipo particular de filtro de papel, mientras buscaba una perfecta elaboración.

 



 

LaCulturadelosCafes html 17d4b315

Se sacan los granos de café del tostador y se enfrían. El empleado supervisa el proceso de tueste escuchando atentamente el crujido de los granos al abrirse, y examinando su color.

 

LaCulturadelosCafes html 3242dd82

Las estanterías detrás del mostrador están repletas de diferentes variedades de café. Siéntese en la barra y hable de sus preferencias con la persona que le atienda y descubrirá un café con aroma.

 

 

LaCulturadelosCafes html 3a139668

Un empleado comprueba los granos de café antes y después del tueste, descartando los de peor calidad.

 

 



Asakusa

Ratio:  / 1

ASAKUSA

Colorida Area Céntrica con Muchas Celebraciones Diarias

Texto: Sakata Shuji 
Fotos: Sugawara Chiyoshi

Puerta Hozo-mon (derecha) y la pagoda de cinco pisos en el centro de los terrenos del Templo Senso-ji. El templo atrae siempre a mucho público.

 

Asakusa es uno de los distritos más coloridos e interesantes de Tokio. Se desarrolló alrededor del Templo Senso-ji y se ha convertido en una de las partes más vibrantes de la ciudad desde comienzos del siglo 17. En la actualidad, es un destino turístico muy famoso, incluso fuera de Japón, y lo visitan multitud de extranjeros diariamente.

Según una leyenda que data de hace 1.000 años, dos hermanos fueron a pescar un día al Río Sumida-gawa en el este de Asakusa y su red quedó enredada en una pequeña estatua de Kannon, la personificación budista de la infinita compasión. Se creó un monasterio en honor de Kannon, con un gran sentido de piedad, lo que dio origen al Templo Senso-ji.

Bajo la Puerta Kaminari-mon pende una enorme lámpara de papel, en la entrada principal del complejo del templo. Cuando usted atraviesa la puerta accede a un paseo que conduce directamente al norte, a la Puerta Hozo-mon y a la Sala Kannon-do. El paseo entre las dos puertas mide unos 250 metros y le lleva a través del distrito comercial Nakamise. En este lugar, se hayan alineadas muchas pequeñas tiendas que venden de todo, desde recuerdos hasta panecillos dulces y muñecas. Abanicos de colores (tanto plegables como de una sola pieza), paraguas y linternas de papel combinan con las ropas happi y los vídeo juegos en un espectáculo que cautiva la atención de los visitantes.

Al final del largo paseo Nakamise se encontrará con una atmósfera totalmente diferente – Un enorme espacio abierto, parcialmente ocupado por la Puerta Hozo-mon y detrás la Sala Kannon-do, con la pagoda de cinco pisos a la izquierda. Podrá observar todo tipo de gentes en frente de la Sala. Algunos son peregrinos, echando monedas en los limosneros, o quizás comprando papeles o-mikuji , en los que se predice el futuro. Otras personas vienen hasta aquí, simplemente a pasear o puede que a dar de comer a las palomas.

A la derecha de la Sala dedicada a Kannon-do, se encontrará con un monasterio sintoísta. Es pequeño, pero atrae a una gran multitud de personas todos los meses de mayo para el Sanja-matsuri, uno de los tres grandes festivales del Antiguo Edo (actual Tokio). Durante el festival se recorren las calles de 44 distritos, que mantienen una estrecha afiliación con el Monasterio de Asakusa, con tres mikoshi , estandartes movibles. Cada uno de estos mikoshi es llevado por unas treinta personas, pero son miles las que se disputan el honor de hacerlo. El festival es famoso por su atmósfera electrizante y con él se celebra el comienzo del verano en Tokio.

Leer más:Asakusa

Una campaña para enseñar a los japoneses a trabajar menos y gastar más

Ratio:  / 4
Descuentos en grandes almacenes, viajes organizados y “hora feliz” en bares son algunas de las ofertas que pretenden sacar de sus oficinas a los japoneses los viernes a las 3 de tarde, y ayudar así a frenar la cultura del exceso de trabajo que prevalece en el país.

El “Premium Friday” (“súperviernes” en español), que empieza este viernes, es un proyecto diseñado por el Gobierno nipón y los principales grupos empresariales del país que insta a los empleados japoneses a abandonar sus puestos de trabajo a las 3 de la tarde el último viernes de cada mes.
Esta campaña se pone en marcha meses después de que el suicidio de una joven japonesa, que no podía soportar sus largas jornadas laborales, reabriera el debate en torno al “karoshi” o muerte por exceso de trabajo en Japón.



En 2015, más de 2.159 personas se suicidaron en Japón por causas relacionadas con el trabajo -675 de ellas por cansancio-, según el Ministerio nipón de Trabajo.
La legislación laboral japonesa establece que las jornadas de trabajo no deben superar las 40 horas semanales, aunque permite que se trabajen horas extra siempre que haya un acuerdo previo entre empleador y trabajador.

El pasado octubre el Gobierno nipón publicó un informe que mostraba que casi una cuarta parte de las corporaciones niponas reconoce que sus empleados pueden llegar a trabajar más de 80 horas extras al mes.
Jenny, diseñadora web en Tokio, explica a Efe que trabaja unas 11 horas diarias, aunque reconoce que en alguna ocasión su jornada laboral ha llegado a alcanzar las 15 horas.
“Aunque no me gusta hacer horas extra, debido a que (los jefes) piensan que la jornada laboral es de 12 horas por defecto, me asignan trabajo que tarda ese tiempo en terminarse”, añade.
Además, esta joven de 24 años denuncia que “la sociedad pone mucha presión y estrés en el empleado, y eso no es saludable”.
Campañas como el “Premium Friday” buscan hacer más llevadera la altísima carga de trabajo que sufren los japoneses, al tiempo que pretenden dar un impulso al consumo privado y terminar con la deflación crónica que afecta a la tercera economía mundial.
Por ello, algunas tabernas japonesas, conocidas como “izakaya”, planean abrir antes de lo que es habitual; la cadena Sapporo Lion Beer Hall ofrecerá cerveza a mitad de precio desde las 3 de la tarde.



Varios centros comerciales también han programado eventos para el primero de estos “Premium Fridays”: Takashimaya Shinjuku, en Tokio, ofrecerá un servicio de alquiler de kimonos, seminarios sobre maquillaje o la tradicional ceremonia del té, así como descuentos en algunas marcas de ropa.
La compañía ferroviaria Odakyu Electric Railway propone un paquete turístico para el fin de semana, con salida desde Tokio el viernes por la tarde, para visitar la región montañosa de Hakone, conocida por sus balnearios.

Si todos los trabajadores nipones participan, el consumo privado podría alcanzar unos 123.600 millones de yenes (1.033 millones de euros) durante el “Premium Friday”, estima Toshihiro Nagahama, economista jefe del Instituto de Investigación Dai-ichi Life.
Sin embargo, Nagahama reconoce que “no todas las empresas participarán” en la iniciativa -ya que es voluntaria-, y que, si el impacto económico llega a los 10.000 millones de yenes (83,6 millones de euros), “será más que suficiente”.



El gigante automovilístico Toyota (con 70.000 empleados en Japón) ya ha anunciado que no está interesado en el “Premium Friday”; Nagahama añade que la compañía para la que trabaja, Dai-ichi Life, ha dejado a cada departamento la decisión de adherirse o no a la campaña.
“No sé si (el ‘Premium Friday’) va a funcionar conmigo”, reconoce Kota, empleado en la sede japonesa de una empresa británica.
“Como trabajo en ventas, necesito ver cómo reaccionan mis clientes. Si todo el mundo espera a que los otros comiencen el cambio, este nunca sucederá”, concluye.
En un país donde trabajar hasta bien entrada la noche es la norma, habrá que esperar para comprobar el impacto social y económico que tendrá finalmente el “Premium Friday”.

japan-premium-friday

Fuente: Cenrto Nikkei Argentino - Editado por Cultura Marcial 

 

Usted está aquí: Home Conociendo Japón