Cultura Marcial

Renshinkan Dojo - Kendo Iaido

Mudra en las Artes Marciales

Ratio:  / 3
MaloBueno 

Mudra en las Artes Marciales

por Wayne Muromoto

 

Una de las cosas más curiosas que encontré en mi entrenamiento en artes marciales fue el uso de mudra en artes combativas. Mudra (en japones: in) para aquellos que no están familiarizados con el tema, son esos extraños gestos hechos con las manos derivados del budismo esotérico (mikkyo), particularmente las sectas Tendai y Shingon. Se supone que estos gestos generan enfoque y potencia espiritual los cuales son manifestados externamente de alguna manera.

 

Desafortunadamente para la mayor parte de los artistas marciales en el budo moderno (sendas marciales) mudra no es parte del entrenamiento. Mayormente el budo “moderno” está basado de alguna forma en conceptos modernos de educación física y entrenamiento deportivo y no incluye, a menos que un maestro en particular sea sea el/ella misma adherente de alguna secta Budista, el uso de rituales esotéricos Budistas como mudra, mantra (recitados de palabras de poder) y mandala (inscripciones, pinturas o patrones que pueden crear energía espiritual). De este modo mudra esta ausente, en general, en judo, kendo, iaido, kyudo, karatedo y aun aikido tal como se formula actualmente.

 

Ueshiba Morihei, el fundador de aikido, fue devoto de una secta Shinto llamada Omoto-kyo, la cual hacia uso de algunos rituales inusuales, incluyendo el uso de chinkon y kotodama y varios ejercicios corporales para generar poder espiritual, pero generalmente, en mi opinión, la mayoría de la naturaleza esotérica del aikido remite a Omoto-kyo y a los rituales esotéricos Shinto.

Aunque el Budismo esotérico y otras sectas como Zen comparten las mismas metas, la cuestión de la salvación del alma, sus caminos para lograrlo difieren un poco. Mikkyo hace mayor uso de rituales y ritos que remiten a fuentes de origen tántrico, de las que se dice anteceden al Budismo en si, y podrían aún ser tan antiguas como los ritos mágicos chamanistas prehistóricos de Asia, tal como se encuentran en la India, Tibet, China, Mongolia y Japón.. Zen disminuye la importancia de esos ritos arcanos, y en su lugar se enfoca en el intelecto, en la experiencia directa, en el vaciado de la mente de preferencia sobre el llenado de la mente. Reconozco que este es un esquema muy simplista que no le hace mucha justicia a mikkyo ni a Zen, pero es lo más que puedo simplificar las diferencias en estas pocas paginas (Nadie se enoje pensando que estoy tomando parte, prefiero ser abierto de mente acerca de todas las sectas; mi familia fue originalmente Soto Zen pero mis padres me enviaron a Hongwanji y Jodo Shinshu a aprender Japonés-- lo cual no funcionó. Pero ellos también permitían a los misioneros Cristianos predicar a los chicos del barrio en nuestro patio trasero, asistí a la escuela de verano Bautista en una oportunidad y mis amigos Filipinos y Portugueses también me hablaron de la iglesia Católica un par de veces. Así que estoy realmente empapado en el tema).

 

En todo caso, tuve conocimiento del uso de mudra en koryu (“antiguas” artes marciales) desde la vez que tuve una conversación privada con el maestro de entrenamiento de Tenshin Shoden Katori Shinto Ryu, Otake Risuke, y posteriormente Donn F. Draeger. Otake Sensei describió algunos mudras usados en su escuela, la cual es una de las antiguas existentes en Kanto Japan (Japón del Este).

 

Para nosotros, los artistas marciales involucrados en el koryu, el uso de mudra a veces explica algunos movimientos singulares en medio de un kata que no podemos comprender lógicamente como siendo necesarios en una particular técnica de combate. En el caso de Katori Shinto Ryu, Otake Sensei respondió a una pregunta que tenia alguien de nuestro publico acerca de un kata con naginata en el cual la empuñadura apuntaba a la palma abierta del espadachín. Nosotros pensábamos que si la distancia fuera mas corta se habría cortado la mano, entonces porque introducir una apertura innecesaria...? Porque, dijo Otake Sensei, en esa palma, tal persona ha dibujado con un pase de sus dedos un signo secreto mikkyo para resguardarse de los malos espíritus y luego dirige esa fuerza al atacante. Por supuesto, siendo los samurais guerreros de mente practica, hacían eso a una distancia tal que, si la magia no funcionaba, su mano no fuese amputada en el proceso.

 

Otake Sensei también describió otros rituales derivados de mikkyo que su sistema empleaba antes de la batalla y aun separados de las artes marciales en general, tal como rituales para curar gente con varios alimentos y así siguiendo. Algunos años mas tarde, cuando estaba entrenando en Takeuchi Ryu mi propio sensei me informo que debía colocar mis dedos de cierta manera cuando retornaba la espada a su vaina. Pensé que esto era simplemente una afectación de nuestro propio estilo, pero él luego me dijo que yo estaba secretamente realizando un mudra con mis dedos para finalizar el combate, para resguardar de los malos espíritus y ofrecer una plegaria a los muertos.

 

“Aún si el atacante era tu enemigo, una vez muerto, se transforma en Buda, así que deberías rezar por su iluminación”, dijo mi sensei. “Esta es la compasión del guerrero. Una batalla es una batalla, así que tenes que matarlo, pero después reza por su espíritu. Este es el espíritu de ser un bugeisha”.

 

El uso de mudras y otros aspectos de mikkyo se encuentran en muchas ocasiones y koryu, porque mikkyo y Shinto fueron las religiones de los samurai que fundaron las ryu que fueron creadas antes del 1600. Subsecuentemente las ryu desarrolladas después de la imposición del gobierno de Tokugawa fueron fuertemente influidas por el Neo-Confucianismo y mas tarde por el Budismo Zen. Si bien Zen fue popularizado cuando la guerra de clases en el periodo Kamakura, en el 1300, esto no afectó en gran medida a las artes marciales hasta finales del Período Edo, con los escritos de los sacerdotes Zen Takuan y Hakuin. Y a la par de esto en el Período Edo (1600 – 1868) las artes marciales fueron igualmente influidas por el Neo-Confucianismo y también, en su ultimo tramo, por el Shinto místico

 

Cuando Japón se modernizó, los derivados modernos de las artes marciales, las formas -do, necesitaron

bases espirituales que no fueran tan particularizadas o esotéricas como mikkyo, entonces Zen se volvió aún mas ampliamente adoptado porque muchas de sus practicas y filosofías, como zazen, podían ser tomadas fuera de contexto y usadas como parte de un régimen de entrenamiento sin tener el practicante que volverse necesariamente en un devoto del Budismo Zen. Budo, con las bases Zen, podría por ende transformarse en un pasatiempo nacional e internacional sin necesidad de una filiación religiosa.

 

Lo mismo, de alguna forma, puede decirse de koryu; uno no necesariamente tiene que ser un miembro registrado de una organización religiosa en particular. Pero requiere una cierta suspensión de las creencias, o en ultima instancia, una aceptación de diferentes formas de comprender el universo espiritual por parte de los no-Budistas. Puede usted ser un Cristiano devoto y aun así practicar un koryu influido por mikkyo...? Tengo amigos que lo hacen y no tienen mucho conflicto con ello, pero ellos son lo que llamaría Cristianos “generales” que pertenecen a las sectas principales, como el Protestantismo. Pueden aceptar la posibilidad de que los rituales que ejecutan en las prácticas no son parte de las creencias de la iglesia Cristiana ortodoxa, pero tampoco son un instrumento del Diablo. Mikkyo puede, en sus mentes, ser otra expresión de una creencia universal en un mundo espiritual (Aún los sacerdotes Jesuitas, cuando estuve viviendo en Kyoto, visitaban Daitokuji, un templo Budista Zen, para aprender zazen como otra vía de alcanzar una comprensión de Dios)

 

Si, sin embargo, eres un fundamentalista y no puedes aceptar una diferente interpretación de Dios cultural o religiosa, vas a tener dificultades contrastando tus creencias con el uso de mudra y otras creencias y practicas mikkyo en koryu, y tal vez esas artes marciales no son para ti.

 

Y si alguno de ustedes ha visto esas películas de Star Wars, comprenderán que con que clase de poder puede la meditación mikkyo dotar a un samurai. En el reciente film “La Amenaza Fantasma”, los Caballeros Jedi se supone que son capaces de percibir los pensamientos de otras personas, visualizar el futuro, tener un sexto sentido de lo que los rodea, influir en las personas por medio de la palabra, o hacer un gesto y controlar una fuerza invisible que puede enviar objetos volando por el aire. No puedo decir que haya visto una manifestación real de esa clase de poderes en mi mismo excepto en mis sueños, sin embargo he oído algunas de las mas extraordinarias historias, de varias fuentes comúnmente muy confiables, acerca de poderes muy, muy inexplicables manejados por maestros de artes marciales en Asia. Naturalmente, estos maestros no son los que vas a encontrar en el ultimo ejemplar de “Revista Kuh-Rottee-Kick-Boxing-Kung-Fu Asesino y Lucha Profesional”. Ellos por lo general evitan tal tipo de publicidad engañosa y continúan manteniéndose de alguna manera en las sombras.

 

Mikkyo usa mudra muy a menudo en combinación con varios rituales, salmodias y así siguiendo. Un mudra común es ese de la “mano cuchillo” o shuto. Los primeros dos dedos son extendidos mientras el pulgar y otros dedos están cerrados, Si miras de cerca podes ver este movimiento astutamente oculto en algunos katas koryu, especialmente en las escuelas antiguas como la Tenshin Shoden Katori Shinto-ryu, o en estatuas del Buda divino. Esto representa la espada de iluminación, la cual corta cualquier ilusión A veces las puntas de los dedos extendidos están agarrados en el puño de la otra mano. Hay un significado simbólico para esto, derivado de mikkyo.

 

Otro mudra común es el kuji no in, o los signos de nueve manos usados conjuntamente con nueve palabras de poder que generan fuerza espiritual para el usuario. Las nueve manos impulsan una serie de nueve gestos, al mismo tiempo que gritas nueve palabras derivadas de Sanskrit (bonji).

 

Antes que ver un sacerdote mikkyo o un practicante de koryu ejecutar un mudra podrías llegar a ver esto en una película pochoclera Japonesa de ninjas o algo así, porque en la cultura popular, los ninjas fueron magos para el ojo de la gente común

 

Hay historias, aun en los tiempos modernos históricamente, de algunos adeptos que podrían gritar (kiai), y voltear pájaros en vuelo. También el místico maestro de kiaijutsu podía gritar nuevamente y despertar a los pájaros de su estupor. Ueshiba, se dice, podía confundir a sus atacantes, literalmente desapareciendo de su vista usando su energía ki. Los maestros de tai chi chuan se supone son capaces de repeler ataques con su energía espiritual chi. Mudra, como esos poderes fantásticos, se encuentran en muchos koryu como parte de su naturaleza esotérica

 

Así es porque, también, me sobresalto cuando veo estudiantes de karate en un torneo gritando un “ki-yah” sin sentido o alguna clase de grito desagradable que han inventado por su cuenta. Un kiai es diferente de un kakegoe. Un kakegoe es un simple grito. Un kiai es un grito, dalo por seguro, pero su antiguo significado es “combatir con (-ai)” “la energía espiritual del otro (ki-)”. Cada ryu, por lo tanto, tiene un kiai especial que significa su propio estilo en el uso de la energía espiritual expresado en una explosión vocal, o kiai. Había solamente sonidos específicos, tales como “ei”, “to”, “yah”, o cosas así, que tenían cierto significado marcial en el mikkyo esotérico, el cual fue empleado en koryu. Kiai, por lo tanto, era más como un mantra secreto para el koryu; palabras especiales de poder que no deberían ser utilizadas a la ligera. Cuando hiciste un kiai, estuviste atacando directamente el espíritu de tu oponente con palabras de poder que podrían literalmente sacudirlos hasta derrotarlo. El kiai “yah”, por ejemplo, pronunciado de una cierta manera, representaba la fuerza de una flecha lanzada (en Japones: ya). Se suponía que tu voz penetraría el espíritu de una persona como una flecha. Los otros kiai tenían otros significados y fueron usados en movimientos específicos

 

Desde temprano note que los budo modernos han sido privados de mudra y otros elementos esotéricos Pero actualmente no estoy tan seguro que estén completamente desprovistos de influencia mikkyo. Miren el kata de karate Kusandu (Kokosun). El movimiento de apertura me ha sido descrito a veces como un ejemplo estilizado de como deshacer un apretón y golpear al oponente en los riñones cuando trata de hacerte un abrazo-de-oso. Pero en el Shinto esotérico, un movimiento similar, con una palmada, da la bienvenida a la divinidad del Sol. Haciendo este movimiento en la dirección del sol naciente absorbes la energía espiritual positiva del sol. Es posible que hayan otros mudras y movimientos esotéricos ocultos en otras kata de karate? El karate de Okinawa, después de todo, es derivado de la antigua danza y rituales cortesanos de Okinawa, los cuales en si mismos incorporaban algunos aspectos de las creencias folclóricas Okinawenses. No estoy seguro y no tengo evidencias de que este ejemplo o cualquier otro signifique algo realmente. Te lo dejo a ti, lector, que le encuentres la solución

 

De todas formas, estoy divagando. Mas allá de los ejemplos básicos que describí arriba no creo que sea apropiado para nadie que no sepa realmente lo que esta haciendo que juegue con ellos. Deberías aprender de un instructor apropiado, un sacerdote Budista, o algo así, y no de un tonto sitio web como este. Y la eficacia también depende de cuanto creas o no realmente que esto funciona.

 

Y ya que estamos , si mudra realmente funciona, debería ser como darle un arma cargada a un bebe. Después de todo, no fue llamado mikkyo (“enseñanza secreta”) por nada. Algunos de estos métodos fueron considerados muy peligrosos para que los aprenda cualquier tonto. Y si en realidad no funcionan porque son solamente tradiciones supersticiosass, muy a la postre,algúnn idiota va a apropiarse de esastécnicass y comenzara a hacer su propia mescolanza de mudrasesotéricoss para sus clases de karate-kung-fu-jujutsu.

 

Hay un peligro aquí para cualquiera que tome esas técnicas y luego invente su propio koryu “instantáneo”. No obstante mi maestro fue muy abierto acerca de impartir algunos métodos esotéricos en mi ryu, tuve una conversación con un sacerdote Shingon sobre el abuso de la religión y los ritos religiosos en la sociedad de hoy. He notado que si por casualidad dichos rituales verdaderamente tienen significado espiritual, entonces quien abuse de ellos provocara que energías verdaderamente negativas se acumulen en torno a el. Las energías negativas pueden no manifestarse por si mismas como en las películas de terror, en las que aparece un monstruo del espacio exterior. Pero a la postre, las acciones fraudulentas de una persona eventualmente irán a su casa a descansar y lo afectaran en proporción al mal que ha cometido. El karma tiene una forma de enredarte seas Budista o no. En Cristianismo lo llamamos retribución divina.

 

En cualquier caso, aun cuando practiques solamente un budo moderno, deberías tener en mente que muchos de los rituales y practicas derivan de otras formas y movimientos esotéricos mas antiguos. Siendo este el caso, el budo moderno es, por lo tanto, mas que solo golpes y patadas, o ver quien puede derrotar a quien. Aun con un fundamento científico y practico, las elevadas metas del budo fueron desarrollar un individuo mas humano, no necesariamente un mejor combatiente. Sus orígenes parten de una verdadera visión espiritual, religiosa del mundo en el cual tanto la dirección en la que camines, los pasos que des, la forma en la que pones tus dedos y manos, pueden crear una alteración en la fabrica del universo espiritual. Eso es una verdadera responsabilidad, no te parece...?

 

(Material proporcionado por Alegre Sensei. Traducido al español por Flavio Heredia.)

Usted está aquí: Home Blog Mudra en las Artes Marciales